Hace un par de semanas el Sindicato GAM amenazaba, con movilizaciones, la programación del evento Santiago a Mil. Hoy en día, y pese a sus manifestaciones, no han logrado llegar a acuerdo con la empresa, por lo tanto, la frase “sin negociación colectiva, no habrá Santiago a Mil”, está aún más cerca de hacerse realidad.

Esto, porque el sindicato tomó la decisión de paralizar totalmente sus actividades, tras una votación que duró dos días, cuyo resultado fue de 43 votos a favor, 6 en contra y una abstención.

El directorio del Centro Cultural Gabriela Mistral ofreció a los trabajadores una propuesta que en vez de solucionar el conflicto lo empeoró más. El bono de alimentación aumentaría en $500 y la bonificación por estudios se incrementaría en $100 mil, pero favoreciendo solo a 5 personas. Por otra parte, señalaron que la huelga es «ilegal».

Finalmente, declararon que siempre han mantenido «la mayor disposición a conversar con el sindicato y con cualquier trabajador», pero que sin embargo, se encuentran impedidos por ley de negociar colectivamente. Esto, por ser una «entidad privada, sin fines de lucro, y con un presupuesto que recibe recursos en más del 65% del sector público».

Revisa aquí los puntos de negociación: