Manuel Martínez es reconocido por haber registrado en video el bombardeo a La Moneda desde el Hotel Carrera durante el golpe de Estado de 1973 mientras trabajaba para TVN.

En horas de la mañana de este jueves 2 de abril, se dio a conocer la noticia de la muerte del camarógrafo por medio de diversos comentarios en la red social Twitter de quienes tuvieron la oportunidad de conocer y trabajar con Martínez:

Desde el Sindicato de CDF nos comunicamos con Pamela Morales, periodista que tuvo la oportunidad de compartir con el «chico Martínez«, a quien conoció a principios de los años noventa, para que nos comentara acerca de él: «era pequeño de porte, pero su porte físico contrastaba con su grandeza como persona».

Pamela llegó a Santiago sin saber absolutamente nada de la ciudad, ni siquiera dónde estaba La Moneda, sin embargo, comentó que «este caballero chiquitito, peladito y muy simpático, que nos hablaba de un modo muy simpático a los periodistas jóvenes» era una persona muy cercana y muy amable, que se daba el espacio o el tiempo para conversar, pese a que siempre andaban corriendo.

«Manuel siempre se daba el tiempo para preguntar si necesitábamos algo, que a quien buscábamos, etcétera. Además era muy entendido en tribunales, a donde llegaba los conocía a todos, yo le pedía que me orientara respecto a quien era tal juez, quien era tal ministro y muy amablemente el respondía, algo que en esa época no era nada usual ya que uno le preguntaba a un periodista y poco menos te decían ¿cómo no vas a saber? Sin embargo, don Manuel te decía todo lo que sabía, entregaba toda la descripción de la persona, si era canosa/a, cuáles eran sus apellidos, su edad, si estaba casado o casada, era una verdadera agenda. Cada vez que me encontré con él, era un verdadero maestro en terreno, es decir, mejor que cualquier profesor de periodismo, incluso«.

De acuerdo a Pamela, Manuel era uno de los trabajadores que en terreno era un amor, un maestro en lo que hacía, en la imagen noticiosa, en los tiros de cámara, además de ser muy respetuoso de los espacios, del conocimiento y de la voluntad del resto también. Pese a que Pamela trabajaba en un canal de la competencia (cuando ella llegó a TVN él ya estaba trabajando en Megavisión) el nunca dejó de apoyarla ni de decirle “mijita, ¿necesita algo? ¿Cómo le ha ido, cómo está la familia? Era un hombre que siempre se daba el tiempo para saludarte, cosa que la verdad, no era frecuente, porque uno andaba tan acelerado en esta vorágine de la prensa, de la comunicación y de las pautas».

Pamela realizó muchas notas relativas al 11 de septiembre de 1973 y todas aquellas veces utilizó las imágenes que Manuel grabó ese día. «Las principales imágenes que todos conocemos son de él y de su gran amigo y asistente de la época Dagoberto Quijada, gran amigo mío también, otro maestro que tuve la suerte de conocer».

Para finalizar la entrevista, Pamela comentó que «al enterarme de su partida hoy, lo lamenté mucho, pero el es un señor que se merece todos los homenajes que hoy por hoy le podamos hacer a aquellas personas que de alguna manera fuimos testigos, testimonios y también sujetos de su amabilidad, sus ganas de enseñar al resto y su generosidad, hacer periodismo con todos los equipos independientemente de si eran los de su medio o de otro medio, para el no existía el concepto de competencia y eso se agradecía mucho para personas que como yo, venían de fuera de Santiago y no conocían nada, entonces alguien como el que explicaba todo, que te ponía al día, que te comentaba las noticias del momento, muy amable, muy caballero, nunca fue fresco a diferencia de otros camarógrafos, hay que decirlo. Un hombre muy querido y querible. Uno de los grandes maestros iconos de los camarógrafos de Televisión Nacional, que hizo carrera en el canal».

Y es por esto último que hoy en día podemos «disfrutar de su trabajo de alguna manera y resaltarlo, porque si el no hubiese estado parado donde estaba ese día con su pachorra y sus ganas de hacer bien su trabajo… El sabía que esas imágenes y ese momento iban a pasar a la historia de Chile en sus propias imágenes y ese testimonio es uno de los grandes patrimonios de la biblioteca de TVN», cerró la periodista.

Además de su trabajo en TVN, el camarógrafo se desempeñó en el canal Mega, principalmente en el área de Tribunales.

Hace casi dos años, Manuel se dirigiría al medio La Tercera para contar su experiencia en la grabación del bombardeo al palacio presidencial, ahí declaró que «es la imagen que me ha perseguido toda la vida. Creo que voy a morir con eso. Paso por ahí y la vista se me va altiro«.