La diputada de Convergencia Social por el distrito 13 de la Región Metropolitana, Gael Yeomans, conversó con Diario y Radio Universidad de Chile respecto de la reforma previsional del Gobierno y las posturas contrarias entre este y la ciudadanía.

Uno de los puntos clave de la discusión, es la «ofensiva judicial» de la Coordinadora Nacional de Trabajadores No+AFP, lo que ha generado conflictos dentro del oficialismo. Dicha ofensiva consiste en -sin dejar las manifestaciones de lado- judicializar los requerimientos de quienes desean retirar sus fondos de las AFP.

Por su parte, el Gobierno ha planteado una propuesta que en términos sencillos, es lo mismo, ya que no considera la opción planteada por la Coordinadora de crear un sistema de reparto solidario. Frente a esto, la parlamentaria afirmó que la medida que se discute hoy en el Congreso no guarda relación con las demandas surgidas en las calles.

«Yo creo que, finalmente, la reforma no viene a hacerse cargo de la movilización social, cuando demandaba un cambio en el sistema de pensiones. Hubo una reforma que, al contrario, simplemente profundiza lo que hay. Y eso también tiene relación con que no podemos, ni siquiera durante el trámite legislativo, hacer cambios, ni mediante indicaciones ni modificaciones. Entonces es sumamente limitado el debate y, por lo tanto, la fuerza con la que se instaló esta demanda, creo que no tiene una respuesta adecuada, una que dé en el clavo frente a la situación complicada en que se encuentran los jubilados y las jubiladas».

La diputada también se refirió en la entrevista a la contradicción entre lo que solicitan los chilenos y chilenas y la discusión que se debate en el parlamento. «Acá la institucionalidad demuestra todos sus límites. El Congreso no tiene hoy opciones de presentar proyectos en la materia». Yeomans fue enfática en responder que «el Ejecutivo ya dio su mirada, las han dejado sumamente claras: no quieren cambiar este modelo, no quieren cambiar el sistema de pensiones. Lo quieren mantener».

Y de acuerdo a esto último, señaló que «la única opción es que el movimiento social siga organizado. Pero también que generemos cambios hoy día en la Constitución, por que si no, simplemente vamos a mantener estas limitantes que le hacen mucho daño al futuro de la democracia».

Tras ser consultada por su visión respecto de la discusión en el Congreso y las posibilidades de la oposición frente a reforma del oficialismo, Gael aclaró que «me parece que simplemente estamos maquillando un muerto. Un sistema que no tiene opciones ni la legitimidad para revivir. Al contrario, esto simplemente alarga la salida de este sistema, pero tarde o temprano vamos a tener que volver a discutirlo».

Finalmente, desde Diario y Radio Universidad de Chile, le consultaron a la diputada si cabe en algún lugar la discusión por un sistema de seguridad social solidario, frente a lo que ella respondió que «es que lo complejo, además, es que ni siquiera hay apertura a que existan dos modelos, dos sistemas, y eso es lo más limitante del debate. Están obstaculizando una posición en el debate, que es la de tener un sistema de seguridad social solidario, queda absolutamente eliminada como opción práctica. Eso tiene consecuencias, por los límites que demuestra que tiene la democracia. Finalmente, movilizaciones sociales grandes, masivas, no tienen incidencia en la política».