Pese al rechazo y las polémicas que siempre acompañaron esta iniciativa, el pasado jueves dicho proyecto fue aprobado con un total de 7 votos a favor y 6 abstenciones por la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados.

El objetivo de esta idea es reducir la jornada laboral de los trabajadores de 45 a 40 horas semanales. Las precursoras de este proyecto son las diputadas comunistas Karol Cariola y Camila Vallejo, quienes plantearon un modelo que distribuye 8 horas diarias en una jornada de 5 días o bien, 6 horas con 40 minutos que se distribuyen en 6 días.

Luego de esto se espera que en las futuras sesiones se inicie la discusión particular de esta iniciativa. El escrito ya está en condiciones de ser revisado por la sala y si esta lo aprobara, el enunciado iría al Senado.

Este proyecto viene a mejorar la calidad de vida de los chilenos, quienes indudablemente percibirán un aumento en la valoración de sus labores y una mejoría en sus condiciones tanto laborales como familiares y de vida en general.

El escrito promulga que las modificaciones incluidas «entrarán en vigencia al inicio del año calendario inmediatamente siguiente al que se publique en el Diario Oficial y, bajo ninguna circunstancia, podrán representar una disminución de las remuneraciones actuales de las trabajadoras y los trabajadores beneficiados».