El proyecto de reforma laboral impulsado por el Gobierno del presidente Piñera se centra en cuatro temas fundamentales que fueron reclamados por os empresarios en el gobierno anterior de Bachelet.

Estos temas son la validación de los grupos negociadores para convenios colectivos, flexibilidad laboral horaria, una revisión de los servicios mínimos y la reducción del límite de indemnización por años de servicio, el que ahora solo llegaría a 4 o 6 años.

Con respecto a la organización sindical, este proyecto busca asegurar el funcionamiento normal de las empresas en procesos de huelga, lo que permitiría a los empresarios el aseguramiento de sus negocios y amainaría la fuerza del recurso de huelga de los trabajadores.