A través de un comunicad el club deportivo informó que suspenderá de forma temporal la relación entre la institución y sus trabajadores, alegando que dicha acción es parte de las medidas producto de la pandemia que azota al mundo.

Ñublense SADP es solo una de las empresas que se ha acogido a la ley de protección del empleo.

Según señaló Hernán Rosemblun, gerente general de Ñublense, las cotizaciones previsionales se seguirán cancelando a los trabajadores, sin embargo, el resto será cubierto por el seguro de cesantía.

Rosemblun declaró al medio La Tercera que «la diferencia que no cubra el seguro de cesantía estará cubierta por la directiva de Ñublense. Desde el primer día nos dijeron que nuestro sueldos no se tocarían, y en parte se está haciendo eso. Ñublense trató de no tocar el sueldo de sus funcionarios. Acá no son solo los jugadores, somos más de 60 personas los que trabajamos en la institución».