Actualmente el empresario argentino se encuentra en prisión preventiva, luego de que la justicia lo considerara un peligro para la sociedad tras las denuncias acumuladas en su contra por abuso sexual y abusos con lesiones graves. El hombre fue trasladado al penal Colina II, a la espera de que el tribunal dicte el período que durará la investigación.

Cabe señalar que la evidencia de estos tratos quedó plasmada en las múltiples grabaciones que se hicieron por los trabajadores a pedido del mismo Larrosa.

TVN fue el encargado de publicar un reportaje acusando la conducta del dueño de la marca «Don Hugo«. El lugar, bautizado por la prensa como «la fábrica del terror» habría sido escenario de más de 500 torturas hacia los trabajadores, las que consistían en llaves inmovilizadoras, golpes con diferentes elementos o tocaciones en los genitales, tal como está registrado en los vídeos.

Esta denuncia surgió a partir del sentimiento de culpa de un trabajador, quien se sentía cómplice al grabar todas las vejaciones que otros sufrían, por lo que se autodenunció.

El hombre, identificado como Sergio Zedán trabajó como gerente comercial de la empresa hasta el año 2015 y justificó su actuar señalando que «esos vídeos los registré yo, así como tienen que haber muchos vídeos registrados porque, al mismo tiempo, no era el único que grababa. Era solicitud expresa de don Hugo. Era complicado no hacerlo porque después, como conté en otras entrevistas, pasaba uno al lugar de José (trabajador protagonista del vídeo grabado por Zedán)».