La Corte de Apelaciones de Rancagua acogió la demanda realizada por un exdirigente de la Federación de Sindicatos de Supervisores Rol A y Profesionales de CODELCO Chile y el sindicato de supervisores de El Teniente, solicitando indemnizaciones y el reintegro a CODELCO, empresa de la cual había sido desvinculado con la excusa de reducción de costos, tras 42 años de servicio y un mes después del término de su fuero sindical.

Posterior al despido, Enés Zepeda, acudió al Juzgado de Letras del Trabajo en Rancagua, donde denunció prácticas antisindicales y discriminación en su contra respecto de su despido. Dicho juzgado desestimó la demanda por lo que Enés acudió a la Corte de Apelaciones solicitando el reintegro a sus funciones y la nulidad de la resolución mencionada.

Producto de esto, el martes pasado, la justicia falló a favor de Zepeda, aclarando que su despido fue arbitrario y discriminador, ya que se trata de una empresa con utilidades que reditúan más de mil millones de dólares y que tiene a su haber miles de trabajadores.

Posteriormente, se ordenó la reincorporación del trabajador a las mismas funciones que cumplía antes de ser desvinculado, sin embargo, en caso de rechazar la oferta, se le debe realizar un pago de más $250 millones por conceptos de indemnización.

Enés Zepeda declaró a la Radio Universidad de Chile que el fallo servirá como precedente para enfrentar «una cultura de prácticas antisindicales» por parte de la Corporación Nacional del Cobre. Además, aclaró que no le interesa el aspecto económico y que espera retornar a su puesto durante octubre, «yo quiero ser consecuente con lo que pedí, yo me voy a reincorporar».