El diputado de Renovación Nacional Jorge Durán anunció que presentará un proyecto para que el próximo 16 y 17 de septiembre sean feriados, al igual que los actuales días festivos del presente año -18, 19 y 20- en Fiestas Patrias.

El argumento de esta propuesta es que todos los chilenos tengan la festividad con la misma duración, ya que algunos tendrán 9 días libres y otros 5 o 3, «el país se moverá en un ambiente de feriado que se extenderá por los 9 días». Además señaló que hay una gran cantidad de instituciones educacionales que suspenden las clases por las fiestas.

En este sentido agregó que «aparecerán días de vacaciones, permisos administrativos, días compensados, días sin goce de sueldo, cambios de turno, licencias médicas, enfermedades de último minuto y Home Office entre otros».

En la misma línea, comentó un detalle no menor, «a lo anterior se debe sumar el elevado grupo de personas que pueden disponer de sus días sin mediar permiso alguno y que desde luego se tomarán los días. Gerentes, ejecutivos, directores y jefes de área». Por lo que habrán reuniones, acuerdos o servicios que no estarán disponibles hasta la semana siguiente de las fiestas.

De todas maneras, cabe señalar que esos días el país inevitablemente vivirá los efectos de un feriado largo, por tanto el ambiente será propicio para agregar los días restantes al descanso de todos los chilenos.