Dicho periódico posee un apartado en el cual se analiza el rostro de determinadas figuras. En esta ocasión el personaje analizado fue la arquera chilena Christiane Endler, quien juega por el PSG y además es la capitana de la selección nacional femenina.

En el análisis se destacan y «analizan» los rasgos faciales de Endler, los que concluyen con la frase: «La líder de la perfección». Sin embargo, el artículo no pasó desapercibido y muchas personas mostraron su descontento, principalmente porque lo que hace esta publicación, es enaltecer la belleza de una futbolista, por sobre sus cualidades profesionales y deportivas, las que la han llevado a formar parte de un equipo internacional. Todo esto ocurre en el marco del inicio del Mundial de Fútbol Femenino Francia 2019.

Desde el movimiento social «La Rebelión del Cuerpo», se refirieron al apartado, como a algo violento, que cosifica a una mujer que posee grandes méritos por los cuales debe ser destacada, también es violento el hecho de destacar solo a una mujer, dentro de un equipo de grandes mujeres.

View this post on Instagram

Es violencia que, en vez de reconocer su trabajo, esfuerzo y logros, se analice su cara, como si fueran sus rasgos físicos lo único relevante que esta mujer tiene. Es violencia que, en vez de tomarla y enaltecerla como un ejemplo para que mujeres y niñas puedan admirar por su talento y trabajo, la posicionen como "una líder perfecta" por su rostro, obviando sus capacidades de motivar y dirigir a un equipo. Es violencia que, cuando un equipo en la que participan muchas mujeres, sólo se reconozca a una mujer por su rostro, obviando el trabajo colectivo y constante, la fuerza, pasión y dedicación dedicación, y, sobre todo, lo que han logrado JUNTAS: ser un equipo reconocido internacionalmente y estar a días de debutar en un Mundial de Fútbol. Si esto no es violencia, qué es @lacuartacom?

A post shared by La Rebelión del Cuerpo (@larebeliondelcuerpo) on

En la imagen se puede apreciar como se resaltan rasgos como los pómulos altos, la forma de sus párpados, frente, orejas, nariz, barbilla y cejas, acompañados de frases como «necesidad de conexión con la pareja, gran orgullo, altas expectativas para si misma…»

Para concluir, el diario recita que el análisis de sus facciones aloja «fortaleza y ratos en que disfruta estando sola».

Desde el Sindicato de CDF, queremos señalar que estamos en contra de todo tipo de discriminación, cosificación y maltrato hacia la mujer, ya que todas y cada una de ellas, debe ser reconocida y respetada por sus méritos, en igualdad de derechos y oportunidades.

Desde el Sindicato de CDF estamos en contra de todo tipo de discriminación, cosificación y maltrato hacia la mujer, ya que todas y cada una de ellas, deben ser reconocidas y respetadas por sus méritos, en igualdad de derechos y oportunidades que sus pares masculinos.