La iniciativa iba a ser presentada al Congreso durante enero, sin embargo, ha sido postergada para las primeras semanas de marzo, al inicio del periodo legislativo. Pese a ello, la nueva reforma laboral ya cuenta con la aprobación del presidente Piñera.

Según indicó el ministro de Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, «la reforma laboral está lista. Después de un trabajo detallado que hicimos con parlamentarios de gobierno y oposición, con dos mesas, una sindical y otra técnica de expertos, y ese proyecto de reforma está terminado, aprobado por el Presidente y él definirá el momento oportuno de ingresarla, pero aseguro que será muy pronto«.

La reforma irá en proyectos separados para agilizar su tramitación, ya que más allá de la fecha, lo que preocupa al gobierno es que las medidas sean efectivamente tramitadas. Frente a esto, está que en vez de exponer un gran proyecto con 5 ejes como competencias y mejor capacitación, relaciones colectivas más justas, adaptabilidad y conciliación de trabajo y familia, nuevas formas de empleo y de fiscalización, se ingresen a ambas cámaras proyectos por separado, entendiendo que habrá modificaciones en la legislación respecto al sindicalismo y la oposición.

Cabe señalar que existen varios temas que han estado en boga en el último tiempo como la indemnización por años de servicios, los grupos negociadores y el reemplazo en huelga, por haber sido rechazados por el mundo laboral en general y la oposición.