Este lunes los trabajadores de Transantiago llegaron a la Dirección de Transporte Público Metropolitano (DTP) para denunciar las precarias condiciones laborales a las que están sometidos en su trabajo.

Fue por medio de una carta que los operarios de Transantiago denunciaron la falta de condiciones mínimas para desarrollar sus funciones. De ellas, la principal sería la escasez de baños.

El dirigente de la Coordinadora de Trabajadores del Transantiago (CTT), Manuel Aguilar, señaló que «este sistema de transportes de pasajeros es uno de los más caros del mundo, porque su principal objetivo no es transportar a los trabajadores y trabajadoras a sus lugares de trabajo, sino asegurar onerosos resultados económicos para las empresas concesionarias”.

Cabe señalar que lo que denuncian los empleados no es un asunto menor, ya que la falta de servicios higiénicos puede generar problemas irreparables a la salud de cualquier persona. Lo que además acarrea un impedimento del desarrollo normal de las funciones de un trabajador, al no poder si quiera cumplir con sus necesidades básicas, bajo un servicio de transporte que les exige inmediatez, restringiendo sus derechos.

Junto con ello, Aguilar aclaró que «no podemos llegar al cabezal y orinar porque no hay baños. Hay muchos compañeros que hoy en día tienen que hacer sólo servicios cortos porque están con problemas a la próstata. Tenemos muchos compañeros que están con fisuras al duodeno. Hay mucho que están con problemas con la columna y cuando van a la mutual les dicen que son condiciones pre-existentes”.

Los trabajadores no han descartado la opción de discutir en las bases una posible movilización, dependiendo de la respuesta de las autoridades correspondientes. Frente a esto, Aguilar finalmente declaró que «los dueños de las empresas concesionarias son los verdaderos beneficiados y quienes subordinan a los políticos de todos los sectores que trabajan para ellos. Este sistema de transporte es corrupto en su concepción originaria”.