El sindicato que agrupa a unos 500 trabajadores rechazó la propuesta planteada por la empresa en el contexto de la negociación colectiva. Ante este escenario, los trabajadores votaron por la huelga, la que obligaría a cerrar el 80 % de las sucursales. Sus principales demandas apuntan a equiparar sueldos y el reconocimiento de la trayectoria.

Según señaló al medio CNN, Viviana Castañeda, presidenta del sindicato Sinprofasa «el principal punto de desencuentro es que la empresa no está reconociendo la trayectoria de los colegas y que no nos estamos acercando a los sueldos que se pagan ahora en el mercado».

Denunció también que hay trabajadores que cuentan con 30 años en la empresa, pero que sin embargo, ganan menos que las personas que recién se integran. Castañeda aseguró que existen “diferencias enormes en los sueldos que gana una u otra persona en un mismo cargo”.

492 fueron los trabajadores que optaron por movilizarse, lo que equivale a un 98 % de apoyo a la huelga. Esto podría afectar al 80 % de los 353 locales que posee FASA a nivel nacional. Esto a raíz de la legislación que señala que las farmacias no pueden funcionar sin químicos farmacéuticos.

Finalmente, los trabajadores calificaron de histórico el alto porcentaje de participación en la votación, a la vez que señalaron que la huelga traería pérdidas millonarias a FASA. Esto debido a que los funcionarios no pueden ser reemplazados en huelga.