En los últimos dos años, la Dirección del Trabajo realizó 323 fiscalizaciones, y de ellas, 103 acabaron en multas con un resultado de $90.818.238. Dichas multas fueron cursadas a empleadores que no respetaron la hora de colación de sus trabajadores.

La Seremi del Trabajo y Previsión Social, Paola Vidal, realizó un llamado a respetar este derecho, ya que «es muy importante ir sumando esfuerzos para cumplir la normativa y que nuestros trabajadores coman sano, que se nutran de una buena alimentación más actividad física, porque favorece la salud, aminora el riesgo de enfermedades, disminuye el ausentismo laboral y aumenta la productividad del país».

En la misma línea, aclaró que la hora de colación es un derecho que los empleadores deben otorgar, y por su parte, los trabajadores deben hacer cumplir. En caso de no respetarse, los empleados tienen que hacer la denuncia correspondiente ante la Dirección del Trabajo.