La empresa de calzado masculino Guante anunció el cese de sus funciones en el país, quedando 283 trabajadores sin su fuente de empleo.

Según declaró la empresa, «por años se hizo lo posible para seguir fabricando en Chile, sin embargo la situación se hizo insostenible», por lo que la empresa decidió cerrar sus plantas en el país.

Cabe señalar que en el año 2011, la marca de calzado femenino Gacel vivió un proceso similar al que enfrenta Guante en Chile hoy, por lo que la marca de calzado masculino adquirió Gacel.

Hoy en día, ambas marcas seguirán funcionando pero en el extranjero.