En entrevista con Radio Universidad de Chile, el ingeniero comercial y ex miembro del Consejo Asesor para la Reforma Previsional, entregó su punto de vista con respecto a las medidas entregadas por el presidente Sebastián Piñera para reformar el sistema de pensiones.

En palabras de Uthoff: «esta es una medida que más que mejorar pensiones, lo que busca es profundizarlo y anclarlo, para evitar que nadie, ni siquiera lo intente modificar de verdad».

En la misma línea, agregó que las propuestas entregadas por el mandatario, no constituyen una reforma al sistema, sino que buscan mejorar un modelo de negocio basado en el mercado de ahorro obligatorio.

El ingeniero también comentó que: «lo que aquí se hace es reforzar la lógica del actual sistema, dejarlo anclado, sin posibilidades de mayores cambios a futuro, lo que a juicio personal es muy grave. Piñera perdió la oportunidad de construir un nuevo contrato social, para recuperar la seguridad social que su hermano hizo desaparecer en tiempos de dictadura. Una recuperación que es reclamada hasta por observadores internacionales, y ojalá poder convocarnos a todos para lograrlo”.

Con respecto a la promesa hecha por el Presidente, -la cual consiste en que la iniciativa permitiría aumentar en un 40% los montos de las pensiones de los trabajadores-, Uthoff mencionó que ésta solo sería «un volador de luces» y también precisó que para que dicha promesa se haga efectiva, se debe asegurar que la densidad de cotización sea la misma, certificar altos niveles de rentabilidad y que la esperanza de vida de las personas se mantenga.

Todas estas características para Andras, no son ciertas y declaró que: “primero, aquí sigue sin participar el trabajador dentro del sistema, no existe instancia donde se sienta su parecer, patrocinando el modelo, simplemente es un usuario del cual abusan. Segundo, un sistema se tiene que preocupar de distintos ciudadanos, no exclusivamente de los que tienen una relación de dependencia con el empleador».

Acerca de las opiniones de un supuesto apoyo emanado por la Asociación de AFP hacia la iniciativa de reforma, Uthoff consideró que: «no habría otra manera, ya que el Estado y los trabajadores seguirán incrementando su aporte a una actividad privada muy lucrativa que excluye a las personas que no aportan al régimen».

Andras también agregó que las AFP nunca han aportado, excepto por su destreza en la administración de los fondos, sin embargo, por ello cobran una comisión, por lo tanto, nunca han sido un aporte. Ahora la contribución viene del empleador, no obstante, ello igual sale de la masa del salario.

En la opinión del ingeniero, el debate sobre la reforma será: «complejo, ya que este incluye también incrementos al pilar solidario y seguros bajo el mismo concepto, lo que será utilizado comunicacionalmente por el gobierno para legitimar ante la opinión pública todas las medidas que componen la denominada reforma.»

Finalmente, Uthoff subrayó que «claramente, aquí lo que hay es un mayor aporte estatal al pilar solidario y algunos subsidios, seguros de dependencia y densidad de cotizaciones del Estado”.